Gastronomía
Chancho al palo
1 octubre, 2014
0
, , , , ,
chancho al palo

Ansiosa por la llegada del calor primaveral, hace un par de semanas le propuse a Foncho aventurarnos a un paseo a las afueras de Lima. El road trip, más allá de buscar un poco del sol, tendría un segundo objetivo: probar uno de los más demandados platos de Mistura, el chancho al palo.

Por dos años consecutivos hemos descartado degustar este platillo en la anual feria gastronómica pues ninguno ha estado dispuesto a hacer la larga cola requerida. Sin embargo, no les voy a mentir, el olor y apariencia del crujiente cochinito no me han sido indiferentes.

Cuando buscamos en Google y Foursquare donde podíamos darnos el gusto, un nombre figuraba repetidamente: Carlos Ramirez. ¡Que buena estrategia de SEO!, pensé, deseando que su chancho al palo estuviese a la misma altura. El problema, y lo que nos hizo dudar, fue su ubicación. Pero con la excusa de que teníamos que salir de nuestra zona de confort, convencí a Foncho.

Aunque no me arrepiento, sin duda más sabe el diablo por viejo… Para llegar a Tradiciones de Huaral, el restaurante de Carlos Ramirez, nos adentramos a una tráfico que solo puede ser comparado con el caos caraqueño, y en el que estuvimos por más de dos horas pues literalmente debíamos atravesar toda la ciudad, rodeados de autobuses y camiones de carga.

En el camino, y casi sin pila gracias al absorbedor Waze, llamé al restaurante para confirmar el horario, ya que realmente nos preocupaba que después de tanto trajín, nos cerraran la puerta en la cara. Eran las 5pm. El mismo Carlos Ramirez me atendió y me confirmó que atendían hasta las 6pm.

Cuando llegamos al lugar, y habiendo levantando todo el polvo de la terrosa calle, nos encontramos con un portón encadenado. Mis ojos no podían creerlo, entre impotencia y decepción me disponía a llamar nuevamente al Sr Ramirez para que me explicara cómo es que había cerrado a las 5:30pm. Foncho, que se moría de hambre, me insistió en que regresara al carro para irnos… Yo, en negación, le hice caso, pues así hubiese querido, mi celular no aguantaba ni un repique al telefono del genio del chancho al palo.

Cuando arrancabamos para devolvernos, y como iluminado por un ser supremo, apareció un segundo portón; esta vez abierto para darnos la bienvenida. Enseguida le avisé a Foncho y aún sin creerlo, entramos al destechado aposento.

Contentos pedimos lo que fuimos a comer. La preparación de este potaje, originario de Huaral, es bien campestre (razón por la cual no se sirve en Lima) y consiste en colocar al cerdo abierto y deshuesado, con cortes cuadriculados (perdonen los vegetarianos) sobre una parrilla sencilla, rodeada de leña. Para que adquiera su aspecto crunchy, el animal debe ser cocido entre 4 y 5 horas. Normalmente es acompañado de carapulcra y ensalada.

chanco-carapulca

 

La atención del lugar, como es costumbre en Perú, excepcional. Al igual que la limonada. Avalado todo esto por el mismo Gastón Acurio, quien, como también es costumbre en cualquier restaurante peruano que se respete, aparece en una foto con el dueño del local.

Como el camino de regreso era largo, aplicamos la del “indio comido, indio ido”, confirmando que a cada cochino le llega su sábado.

Información sobre Tradiciones de Huaral

El restaurante campestre esta ubicado en Puente Piedra, cruzando el by pass hacia la urbanización San Antonio en la Avenida José Sacco, Parcela 55B. San Pedro de Carabayllo. Atiende todos los sábados, domingos y feriados. Ofrece servicio Delivery llamando al teléfono 4510577.

14

About author

La Huachafita

Contenido relacionado

/ Tambien debe revisar esta nota

inca kola gaseosa del peru

Inca Kola

Un estudio realizado por el suplemento Día 1, de ...

Leer más
eche de tigre carretillera el veridico de fidel la huachafita

El Verídico de Fidel

Hoy en día El Verídico de Fidel tiene cuatro suc...

Leer más
ceviche

Ceviche

Se acerca el verano a Lima, y con él las encantad...

Leer más